El Ejido Tag Archive

Eventos

Padrino en la graduación del Colegio Internacional SEK Alborán (2016)

Sigo recopilando cosas, y en este caso me he encontrado con un maravilloso recuerdo. Desde el Colegio Internacional SEK Alborán, en Almerimar, pensaron en mí como padrino para cerrar el curso de hace dos años. Coincidió con un momento duro para mí, y por eso estaré eternamente agradecido a Luis Carlos Jiménez, director del colegio, por hacer contado conmigo. GRACIAS.

Read more

Opinión, Sin categoría

De patrulla con la Policía Local de El Ejido

19 de marzo, 22.00 horas. El Ejido se prepara para una noche de sábado en la que la gente saldrá a divertirse. Mientras, en la Jefatura de la Policía Local, dos agentes inician su jornada laboral. Y con ellos, en su coche, La Voz de Almería.

Tengo que reconocer que había fantaseado con esta experiencia, pero no imaginaba que iba a ser tan enriquecedora para mí. Pude comprobar, de primera mano, que el municipio está vigilado (la Policía Local patrulla con cuatro vehículos), y que los agentes intervienen multitud de veces a lo largo de un turno, así como que el oficio de policía es vocacional. Como dijo uno de ellos: “Un policía se hace en la calle. Estamos para todo y para todos”.

Ruidos
Casi sin tiempo para acomodarnos, se recibe la primera llamada. En un bloque de la c/ Murgis un vecino tiene la música más alta de lo permitido, a pesar, incluso, de la petición de la policía.

La siguiente parada es una zona de Ejido Norte donde los jóvenes, supuestamente, se juntan para hacer botellón. Como esta actividad está prohibida, el coche de policía hace ronda para asegurarse de que todo esté correcto. Lo mismo ocurre minutos después en el recinto ferial, aunque esta vez unos jóvenes corren con bolsas en la mano ante la presencia de los agentes. Minutos después vamos hasta Santa María del Águila, en cuyo boulevard se inicia la primera de las complicaciones. Y con ella se derrumban todos los tópicos posibles. La labor de la policía es intangible, lo fácil es decir que no están, sobre todo porque siempre nos acordamos de ellos cuando faltan. Pero la verdad es que siempre están.

Conductor ebrio
Un conductor circula con aparentes síntomas de embriaguez. Cuando su vehículo es inmovilizado, da una tasa de alcohol de 0,79 y tienen que detenerlo. Pero él se niega, y su acompañante también. Tras unos momentos de tensión en los que la pareja de policías aguantan los improperios de la mujer que viaja con el detenido, quienes demostraron que en esta profesión la paciencia no le puede faltar, fuimos testigos de cómo se actúa en estos casos, recibiendo el conductor una citación para el juzgado dos días después, y la retirada de su carnet de conducir.

Calles abarrotadas
Seguimos la ronda por las pedanías cercanas, donde apenas hay actividad. Las Norias, Pampanico y Almerimar ‘tan solo’ nos ofrecen varias identificaciones a personas que caminan solas en plena noche, y algunas matrículas sospechosas, y un rutinario control de alcoholemia que establecen en la rotonda de EjidoHotel. No se les pasa nada, ya sean cinturones sin abrochar como los de un Seat Marbella que circulaba con 6 ocupantes en su interior, individuos que deciden dejar a un lado la limpieza del municipio para orinar en sus calles. Esto ocurre frente a un club de alterne al lado del yacimiento de Ciavieja con un señor de Berja; o en plena zona de ‘marcha’ con unos jóvenes de Matagorda que, además de no llevar idenficiación legal alguna, tenían antecedentes por tráfico de drogas y robos varios. Resulta interesante conocer las ‘excusas’ que los detenidos ponen para justificar sus acciones. “Se me ha cruzado un perro y he dado un volantazo; soy abogado y conozco la ley; o tengo un amigo policía”. Pero los agentes son implacables. Conocen las entrañas de la ciudad y saben manejarse con imprevistos como los que provocan los jóvenes que abarrotan la c/ Granada o algunas actividades ilícitas de la c/ Manolo Escobar.

Actividad
La noche no daba ni un minuto de tregua. En este caso es la Policía Nacional la que solicita la presencia de la patrulla porque una furgoneta se ha estampado contra una casa de El Ejido. Además de producir daños en el inmueble, el condutor metió el vehículo en dirección prohibida y estacionó sobre la acera. Tres infracciones al contado, más la fuga. Y es que el conductor no estaba presente, seguramente porque actuaría bajo los efectos del alcohol. “Estamos para ayudar”, dice uno de los agentes antes de partir hacia un nuevo aviso que llega por radio. Unos posibles okupas en un edificio de Venta Carmona. Hasta 10 agentes se personan allí para inspeccionar lo que sería una falsa alarma.

Con esto finaliza una intensa noche de trabajo policial y una experiencia única.

Alberto Cerezuela.

Read more

Misterios de Almería

Misterios de Almería – El culto a la Difunta Correa en Almerimar (El Ejido)

Provincia de San Juan (Argentina), año 1840. Pedro Correa, guerrero que luchaba por la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, huía de las autoridades. Fue apresado junto a su yerno para ser juzgado y encarcelado. La mujer de Pedro, Deolinda, fue a su rescate con su hijo de pocos meses en brazos. Caminaba sin pausa y con las pocas fuerzas que le quedaban. Murió de sed en el camino, desplomándose en un pequeño cerro. Días después, unos arrieros hallaron el cuerpo sin vida de Deolinda, pero con una sorpresa: el niño seguía vivo y estaba mamando de uno de los pechos de su madre. Los buenos hombres acogieron al pequeño y dieron sepultura a la heroína.

Cuando la historia se propagó entre la población, la gente comenzó a acudir a la tumba de Deolinda, llevándole flores y ofrendas, sobre todo agua. Botellas llenas para que, esté donde esté, pueda calmar la sed que la llevó a morir. A cambio, las personas le piden que vele por ellas desde el otro lado. Actualmente, allí hay un santuario en honor a la Difunta Correa donde se congregan cada año un millón de personas.

Almerimar
En la carretera de El Alcor, que va desde San Agustín hasta Almerimar, hay dos pequeñas grutas con forma de altar que llaman mucho la atención por la cantidad de botellas de agua que las rodean. La primera fue creada por dos argentinos que llegaron a San Agustín hace diez años. Leonardo di Lernia e Ivanna Haro construyeron en 2010 el santuario para pedir trabajo y salud a la Difunta Correa. Y funcionó, porque desde entonces todo les ha ido bien.

A partir de ahí, es raro el día en el que algún vecino de la comarca del Poniente no recurra a este lugar para intentar que esta mártir cumpla sus peticiones a cambio de botellas de agua, aunque también es frecuente ver otro tipo de objetos como chupetes de niños pequeños, casitas de madera, collares, bastones y  ositos de peluche. Esta estampa impacta mucho a quienes se la encuentran sin saber la historia. “Sentí escalofríos cuando lo vi. Desde el primer momento supe que aquello no era normal y tuve bastante miedo”, confiesa Toñi Fernández.

Sanaciones, curaciones imposibles, trabajo o bienestar sentimental son las peticiones que se hacen a la Difunta Correa. Por eso  es raro el día en el que no se acerquen a Almerimar varias personas a rendirle culto. “Es algo íntimo”, declara una mujer que espera su turno para dejar su ofrenda. Aunque, al igual que ocurre con las ánimas benditas de Adra, dicen que quien no lleva agua a la Difunta Correa recibe algunos ‘avisos’ para que cumpla lo adeudado. “Es muy  ‘cobradora’. Irá a buscarte para avisarte de lo que le debes”, afirma Ivanna. 

Testimonio
Maite y sus amigos iban en el coche camino de Almerimar. Reían y conversaban tranquilamente hasta que algo perturbó su ánimo. Los cuatro pudieron ver en la carretera una figura extraña. Parecía una mujer, pero no se la distinguía bien. Era como si estuviese difuminada. Caminaba muy lentamente dando sensación de cansada. «En cuanto la vimos, nos callamos todos. Y a los cuatro se nos puso el vello de punta. Como si en nuestro cuerpo hubiera saltado una alarma de peligro. Aquella figura no era de este mundo». Como nos hubiera pasado a casi todos, la primera reacción de los chicos fue la de no parar. Tenían miedo, pero cuando el shock se les pasó, decidieron dar la vuelta para socorrer a esa persona.

José, profesor de autoescuela, también vio algo extraño en esa carretera. Lo que él define como “un cuerpo sin cabeza” se le cruzó en plena noche. Y cerca de allí, Eduardo Carvelo y un amigo suyo fueron perseguidos por una extraña luminaria que fue tras ellos entre invernaderos.

Malestar
Más tangible es el descontento de quienes viven cerca, por ejemplo los vecinos de la urbanización que hay justo debajo, que se quejan de que muchos días el viento arrastra hasta allí las botellas vacías. También han mostrado su malestar los propietarios de los invernaderos cercanos, por el mismo motivo.

Read more

Entrevistas

Con motivo del España-Rusia del Mundial, recupero una entrevista que le hice a Paulino Granero

Hoy juegan España y Rusia. En el combinado anfitrión del Mundial, destaca la figura del preparador físico Paulino Granero. Es ejidense y un orgullo para la tierra. Esta entrevista se publicó en La Voz de Almería el 18 de diciembre de 20015 y la podéis ver aquí.

Después de sus etapas en la selección española de hockey hierba y en los clubes de fútbol CD Roquetas, Polideportivo Ejido, Málaga CF, Real Betis Balompié y Al-Ittihad de Arabia Saudí, el ejidense Paulino Granero triunfa como preparador físico del CSKA de Moscú y la selección nacional de fútbol de Rusia.

¿Qué recuerdas de tus inicios aquí?
Todo empezó en Santa María del Águila. Mis padres tenían un restaurante y mientras ellos trabajaban, nosotros jugábamos con un balón en un campo de tierra en el que quitábamos las piedras y poníamos las porterías con palos de las parras. Hasta hicimos un campeonato propio.

Aquí se te quiere mucho, de hecho diste el pregón de las fiestas de El Ejido el pasado año.
Sí, fue una experiencia inolvidable. Te hace llegar a lo más profundio, al pensamiento más antiguo que tienes. Llegué aquí siendo un bebé y de pronto lo recuerdas todo. Hay que concienciar a todas las personas de lo gran pueblo que somos, muy trabajador y el mejor ejemplo lo tenemos con la agricultura.

Betis, Málaga y… ¡Arabia Saudí! Supongo que irás bien de idiomas.
Estando en 2º de BUP me apunté a la Escuela de Idiomas en El Ejido pero nunca pensé que lo utilizaría. Estando en el Málaga me llega esa oferta, lo consulto con mi mujer y nos plantamos allí. Pasé un año estudiando árabe y recordando el francés del instituto. Ahora me estoy obligando a aprender ruso, aunque la comunicación con los jugadores no es en ruso ya que el segundo entrenador es Víktor Onopko,  ruso que ha estado 9 años en España y me ayuda, y la mayoría de jugadores hablan bien el inglés.

Si te pregunto por Fabio Capello, ¿qué me dices?
Físicamente es un atleta a sus 69 años (ríe). Fue el que me abrió la puerta de la selección. Vino a verme a Marbella en febrero y me pidió ayuda para la selección. Lo consulté con mi entrenador, con el que llevaba 5 años y 2 meses, y vimos que podía compatibilizarlo. No tuvimos la suerte de obtener buenos resultados en un par de partidos, sobre todo la derrota por 0-1 con Austria en Moscú.
Lo despiden y llega mi entrenador en el CSKA, Leonid Slutski, con el que ganamos todos los partidos y nos clasificamos para Francia. De Capello sólo puedo hablar maravillas como ser humano y como entrenador, y agradecerle eternamente que me diera esta oportunidad.

 

Me han chivado que tienes pánico a los aviones. ¿Cómo te las arreglas?
(ríe) Mi viaje de novios fue Almería-Barcelona en coche, Barcelona-Génova en barco y recorrer Italia y Suiza en coche, así que imagínate el miedo que tenía a los aviones. Es más, hice una Diplomatura Europea en Preparación Física en Turín, Laussana, Bruselas y Lyon, y durante esos dos años viajaba de una ciudad a otra en coche. Pero cuando llegué al Málaga, teníamos que hacer la pretemporada en Manchester y el doctor me dio una pastilla para aguantar el vuelo.
Lo malo es que no me hizo efecto durante el viaje y sí al llegar al hotel. No podía levantar la cabeza de la mesa y los técnicos estaba esperando a que me despertara para planificar los entrenamientos. Perdí el miedo volando en la cabina del piloto, y ya en Arabia, como viajaba jueves y domingo, se me quitó el miedo. Cuando estoy en Rusia es un viaje cada tres días, así que me he acostumbrado a moverme mucho.

Hace poco te vi en una foto con el árbitro Fernández Borbalán y pensé: El Ejido Champions League.
No era la primera vez que nos pitaba David y nos vimos el otro día en Eindhoven con el PSV-CSKA. Le tengo mucho cariño ya que nos conocemos desde pequeños. Mis padres le compraban los pollos a sus padres en el puesto del mercado. Tenemos una gran relación por el fútbol y por otras cosas, además de que para mí es el mejor árbitro de España. Tiene más nivel que el resto y lo vimos en el pasado Madrid-Barcelona. Se merece arbitrar en un Mundial.

 

Hay mucha distancia entre El Ejido y Moscú. ¿Cómo es la vida allí? 
Dura, muy dura. Hay una cosa que molesta mucho: el tráfico. Es tremendo, agotador. Lo bueno es que el metro es de los mejores del mundo, y cada minuto pasa un vagón. La ciudad es gigantesca y el frío es tremendo, pero es un lugar maravilloso, sobre todo cultural y monumentalmente. Cada año que pasa estoy más enamorado de Moscú. Me he adaptado muy bien y mi familia es feliz allí. Y te voy a desmontar un tópico, es una ciudad muy segura. Cada vez que cojo el coche es raro que no tenga que pasar uno o dos controles policiales. Estoy muy a gusto y por ahora no me planteo volver.

Read more