Sigo recopilando cosas, y en este caso me he encontrado con un maravilloso recuerdo. Desde el Colegio Internacional SEK Alborán, en Almerimar, pensaron en mí como padrino para cerrar el curso de hace dos años. Coincidió con un momento duro para mí, y por eso estaré eternamente agradecido a Luis Carlos Jiménez, director del colegio, por hacer contado conmigo. GRACIAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *