Solo leer el nombre que da título a la primera novela del escritor Alberto Cerezuela te engancha y te anima a conocer de qué va, pero es al introducirte en la obra cuando desde las primeras líneas, la trama urdida con gran primor y conocimiento del que siendo joven, no es un novato en el arte de Cervantes, la obra te atrapa.

Mientras espero en el lugar acordado me preocupo por conocer algo más de este polifacético almeriense que tras licenciarse en humanidades decidió convertirse en editor, escribir varios libros relacionados con temas de misterio con los que fue becado en “Cuarto Milenio” y que para no encasillarse ni convertirse en el Jiménez del Oso almeriense, ahora se adentra en el mundo del crimen con su primera obra: “El Refugio de los Invisibles.”

Continúa leyendo:

Entrevista en Nuevo Diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *